Habitantes Propone un Arte en Conexión

El Museo de Arte de Bayamón (MAB), ubicado en el Parque de las Ciencias, inauguró la exposición Habitantes: espacio | memoria | identidad, con 49 piezas en múltiples medios y estéticas, de 43 artistas ligados al devenir de esa geografía.

Esto ha constituido la iniciación de un catálogo que identifica a los artistas naturales o residentes de Bayamón, cuya aportación es muy significativa.

Y, aunque el morador de cualquier barrio, ciudad o nación es su habitante autóctono, la misma poesía de Antonio Machado ha expandido figuradamente este conocimiento con su verso: Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Este en sí habla de la vida, de ese camino propio que se hace cuando se anda sin tener que seguir el camino que han hecho otros. Estos artistas forman parte de esa brecha.

“El criterio de selección de Habitantes se ha hecho pensando en las posibilidades de lo que es un habitante, personas que han sido parte de una población en particular. Haciendo esta investigación, este es el inicio de un registro extenso de artistas relacionados a la ciudad de Bayamón. En esta podemos identificar a una gran cantidad de artífices de nuestra ciudad y el MAB está dando foro a sus propuestas artísticas”, destacó Sarabel Santos Negrón, directora del MAB.

El trabajo curatorial de esta muestra lo lidera la presidenta de la Junta del MAB, Waleska Colón de Rivera, y el equipo compuesto por Darián Rosado Rosa, Loriane Serrano, Karla Beltrán, Carmen Rivera, Margarita Rivera y Santos Negrón.

“Esto ha sido una curaduría colaborativa y tenemos un vínculo con la ciudad, que nos permite disfrutar distintos puntos vista. Este es un proyecto bien pensado y bien estudiado”, recalcó la directora.

La exhibición estará en pie hasta el 2022 y trae una diversidad de proyectos realizados virtualmente durante el encierro del covid-19. Entre estos, se encuentran ideas que han preparado para celebrar campamentos de verano, talleres de arte y para utilizar material audiovisual.

“Los temas de la exhibición comienzan con el espacio, donde se representan lo que es la casa, sus habitaciones, el bodegón, el jardín y la naturaleza. El de la memoria se presenta a través de la tradición gráfica del lenguaje y esboza el concepto de lo que es comunicación e identificación de formas de expresión. El de identidad es explorado por la palabra y la autorepresentación de la figura humana dentro de su contexto sociocultural”, abundó Santos Negrón.

La inauguración de la exposición, que coincide con los 249 años de fundación de Bayamón, también incluye autorretratos.

“Tenemos uno de 1955 de Isabel Bernal cuando era estudiante de Osiris Delgado. La obra posee todo el esplendor que la ha caracterizado y plantea un diálogo con otras obras de tras artistas que son más contemporáneas. El de Isabel es un 30 por 15, un óleo de mediano formato donde aparece de medio perfil y con las herramientas en la mano. Fue la única mujer de la División de Educación a la Comunidad (Divedco) de los años 50, 60”, agregó.

La mayoría de las obras fueron donadas por los artistas, menos la de Rubén Rivera Aponte, que fue donada por su familia. Otra característica de esta instalación, es que propone conectar al MAB con las historias de sus propias comunidades para estimular un mayor sentido de pertenencia y correspondencia hacia el arte y la cultura puertorriqueña a través de su pluralidad de museos y residencias para artistas visuales.

Se encuentran en la exhibición además Antonio Navia, un artista con una propuesta entre la transición de lo figurativo y abstracto, aunque presenta una obra geométrica abstracta. Consuelo Gotay presenta las ilustraciones de su libro Historia de Yuké, escrito por Eduardo Lalo. Se tiene de Heryk Tomassini, en colaboración con su mamá Wanda Suro, unas pinturas basadas en taquigrafía, unas abreviaturas secretariales que ya no existen con el título Entre Bayamón y Cataño un paso es. Ángel Otero mientras, trabaja la pintura Yellow Sunday en recuerdo de su niñez en la sección de bodegones. Su obra comparte espacio con otro bodegón de don José Rosa.

En cambio, Juan Fernando Morales-Nazario tiene una instalación de una casita de madera combinada en su interior con otra audiovisual de Myritza Castillo, que proyecta un video que contiene artículos quemándose dentro de la casa. De Nora Rodríguez Vallés en colaboración con la Dra. Rosa Rivera Álamo, realizan esta pintura como si fuera una página de diccionario, donde conjugan el verbo ‘otrear’ que no existe en todas sus formas de conjugación, en una obra poderosa.

De la maestra Analida Burgos está un dibujo del 89 en esa tradición de la gráfica en los medios de lápiz, bolígrafo y grafito sobre papel y Víctor Rodríguez Gotay exhibe un bodegón en su estilo en blanco y negro.

“La muestra tiene la virtud de marcar épocas de distintas multiplicidad de medios de los artistas con unas propuestas en variedad de estéticas que van desde la pintura, escultura, dibujo, fotografía, instalación, gráfica, medios audiovisuales, videos y libros de artistas”, resumió la directora.

La exposición presenta obras de otros artistas como la escultora Linda Sánchez Pintor, Alana Iturralde León, Bárbara Díaz Tapia, Carla Cavina, Catherine Matos Olivo, Daniel Arnaldo Román, Edgardo Larregui, Elizabeth Barreto Ortiz, Gamaliel Rodríguez, Jose Meléndez Contreras, Pedro Vélez y Yolanda Vázquez Vélez, entre muchos otros.

La entrada al MAB es libre de costo y está abierto de miércoles a sábado de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.

Fuente: El Vocero – 12 de junio de 2021